Dulces novedades de GOYA

El catálogo de GOYA® da para confeccionar muchos platos, también dulces: mousse, natillas, cheesecake, arepas dulces, pudin, batidos… La variedad de ingredientes también es enorme: guayaba, dulce de leche, azúcar de caña, casi tantos como los postres que se pueden elaborar.

La despensa de Latinoamérica da para mucho. La riqueza de sus tierras es un enorme mapa de alimentos que abarca toda la paleta de sabores conocidos. Los dulces también, porque en México, Argentina, Perú, Colombia… hay una verdadera pasión por los postres, como en España. GOYA® lo sabe y en este apartado ofrece cada día ofrece más opciones para confeccionar recetas clásicas e incluso inventar platos con nuevas ideas para los más golosos. El dulce de leche, por ejemplo, es uno de los bocados más tradicionales. Se consume en toda América Latina y ya forma parte de la memoria gustativa de millones de consumidores… en todo el mundo. Su sabor no conoce fronteras. Puede servir de relleno para alfajores, panqueques, tortitas, wafers, y también para bañar los helados, etc. Sus posibilidades en cocina son muchas. GOYA® lo trae listo para consumir y en un formato muy cómodo de usar.

Al igual que la guayaba, una de las reinas de la fruta tropical, que brinda un gran abanico de opciones creativas sobre la mesa. Son dulces y fragantes, y una fuente de salud: mucha fibra y vitamina C, fundamental para fortalecer el sistema inmune. Además, contienen vitamina A, para una piel saludable, ácido fólico y potasio, en cantidades más elevadas que un plátano, un buen regulador de la presión arterial y del ritmo cardíaco.

Así, se puede emplear la Pulpa de Guayaba GOYA® congelada para elaborar jugos, marinadas, salsas... Muchas cosas. Pero hay más. En el catálogo se pueden encontrar gominolas de guayaba, sí, no es broma. Quizá una buena forma de decorar un pastel. También mermeladas e incluso a modo de pasta, perfecta para rellenar los pastelitos de hojaldre típicos del Caribe. Quizá para sorprender con un desayuno diferente

Por supuesto, a los más cocinillas no les puede faltar un endulzante para postres. La famosa Panela GOYA®, a base de caña de azúcar moreno sin refinar, es uno de los ingredientes más populares en Suramérica. Se trata de un producto 100% natural que aporta energía y nutrientes esenciales para el organismo y contiene 50 veces más minerales que los azúcares refinados. Un producto muy saludable que GOYA® integra a su catálogo este 2018 como una de las novedades.

Es un gran recurso para revivir cualquier preparación repostera, ya sean clásicos americanos como las natillas colombianas o estrellas de la culinaria española o europea. Puede alegrar un café, un té o un batido. Por si fuera poco, hoy resulta muy fácil encontrarlo en las estanterías de los comercios de barrio y también en las grandes superficies.

YYa no hay excusas para endulzarse la vida porque además: ‘Si es GOYA®, tiene que ser bueno’. Más info:www.goya.es

PASTELITOS DE GUAYABA Y QUESO

Estos pastelitos de hojaldre típicos la del Caribe son los preferidos en los desayunos, aperitivos o como postres. Se pueden rellenar con varios tipos de dulces: frutas, dulce de leche o guayaba.

Ingredientes

Instrucciones

Paso 1 Caliente el horno a 190°C. Forre las bandejas para galletas con papel pergamino y deje a un lado. Corte la pasta de guayaba en rodajas finas (de 0,65 a 1,25 cm de espesor). Corte las rebanadas en rectángulos de 2,50 cm de largo (debe tener 6 rectángulos). Reservar. En un tazón mediano mezcle con una espátula la crema de queso y el azúcar hasta combinarlos. Reserve.

Paso 2 Pase los discos de hojaldre congelados a una tabla de cortar manteniéndolos apilados. Usando un cuchillo afilado corte los bordes para formar cuadrados. Despegue la envoltura de plástico de cada capa. Con un rodillo estire los cuadrados hasta que queden de ½ “ más grandes.

Paso 3 Coloque la masa en cuadrados en una superficie plana. Añada una pieza de pasta de guayaba y una cucharada con la mezcla de crema de queso. Con una brocha de pastelería cubra los bordes con huevo batido para pegar. Coloque el segundo cuadrado de masa encima de la guayaba y el queso y presione suavemente los bordes para sellar. Cubra la parte superior de la masa con huevo batido para barnizar. Con un cuchillo afilado pequeño haga 3 cortes superficiales (alrededor de 1” de largo) en la parte superior de la masa. Espolvoree la masa con una cucharadita de azúcar, si lo desea. Transfiera los pasteles al molde ya preparado y repita con el resto de los ingredientes. Meta los pasteles al refrigerador hasta que la masa se enfríe. Hornee los pastelitos hasta que crezcan y estén dorados unos 22-25 minutos. ¡Buen provecho!

Descubre más recetas en: www.goya.es