• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

La justicia da la razón a EL MUNDO

La investigación sobre 'Football leaks' del diario de Unidad Editorial logra superar siete meses de obstáculos tras ser aprobada la denuncia de la Fiscalía de Madrid contra Ronaldo.

​​​La denuncia que la Fiscalía de Madrid presentó ayer contra Cristiano Ronaldo confirma todas las informaciones que desde las 21.00 horas del 2 de diciembre de 2016 publicaron EL MUNDO y los otros 11 medios de la red europea de periodismo EIC. En el escrito se ratifican las conclusiones de una larga investigación que reveló que el futbolista desvió al menos 150 millones de euros al paraíso fiscal de las Islas Vírgenes Británicas y que en España sólo tributó por 22,7 millones en la Renta de 2014. La querella de la Fiscalía coincide con las informaciones de este diario, que desde días antes de publicarlas tuvo que sortear intentos de frenarla. El presidente de Unidad Editorial, Antonio Fernández Galiano; el ex director de EL MUNDO Pedro García Cuartango y tres redactores siguen imputados al considerar el juez Arturo Zamarriego que las revelaciones, ahora definitivamente validadas, podrían suponer un delito de revelación de secretos.

 
1 de diciembre de 2016

 
A pocas horas de que EL MUNDO sacara a la luz el entramado construido por Cristiano Ronaldo para eludir el pago de impuestos, el juez Zamarriego prohibió a este medio hacerlo y amenazó a su director con penas de hasta cinco años de cárcel. La medida cautelar había sido solicitada por el despacho Senn Ferrero Asociados, que precisamente había asesorado a Ronaldo (y a otros futbolistas) en asuntos fiscales. Consideraba el magistrado que la información de EIC procedía de un supuesto hackeo al sistema informático del bufete, una máxima que este periódico siempre ha negado. Pese a la medida judicial, EL MUNDO priorizó el derecho a la información de los ciudadanos y publicó la información.

3 de diciembre 2016

 
Este periódico reclamó su versión tanto al despacho Senn Ferrero como a la agencia de representación de Ronaldo, Gestifute. Respondieron con silencio. Sin embargo, en cuanto el esquema fiscal fue revelado, Gestifute se defendió. Un comunicado de Hacienda en el que se señalaba que el futbolista estaba «al corriente de sus obligaciones tributarias» sirvió para intentar desviar la atención pública. Pero ese escrito sólo implicaba que Ronaldo no debía nada en ese momento, sin considerar investigaciones o sanciones futuras, como matizó este diario. Días después, el jugador, tras un encuentro contra el Dortmund, hizo su primera declaración sobre el caso. «Quien no debe, no teme», comentó en clara referencia a esa defensa. Al mismo tiempo, el Real Madrid, en su único comunicado, exigió «máximo respeto» para Ronaldo «a la vista del certificado emitido por la Agencia Tributaria». Un certificado tan real como irrelevante para este caso, una trampa, como se ha demostrado.

 
5 de diciembre 2016

 
Poco después de prohibir la publicación de la información a EL MUNDO, el juez Arturo Zamarriego aceptó otra petición del bufete Senn Ferrero para extender esa censura a los otros 11 medios de la red EIC. En un auto fechado el día 2 de diciembre, del que tuvimos conocimiento el 5 de diciembre, ordenaba a Der SpiegelSunday TimesMediapart y el resto de socios «la paralización y/o prohibición de publicación, ya sea en edición impresa o digital, de la información confidencial de carácter personal, financiera, fiscal o de índole legal, de los clientes de la entidad Senn Ferrero». El resto de medios decidió seguir publicando.

 
8 de diciembre 2016

 
A la vista del escaso éxito de su primera defensa pública, Gestifute buscó otra táctica para proteger la imagen de Ronaldo. De madrugada publicó la declaración de patrimonio en el extranjero que el jugador había presentado a Hacienda en marzo de 2016, el llamado modelo 720. Una estrategia evasiva que tampoco funcionó. Aunque se demostraba que Ronaldo había declarado 203 millones en el extranjero, el documento era sólo un trámite informativo que, tal y como indicaba José María Mollinedo, secretario general de Gestha, el sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda, no especificaba «ni cómo se habían formado ni dónde se habían tributado los ingresos».

 

 
17 de marzo de 2017

 
Aunque la investigación iniciada por Hacienda el 3 de diciembre de 2015 ya estaba a punto de finalizar y en pocas semanas el expediente de Ronaldo sería elevado a la Fiscalía, el juez Arturo Zamarriego quiso revisarlo antes de abandonar el Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid para ocupar su nuevo cargo en la Audiencia Provincial. El magistrado consideró que las informaciones de EL MUNDO sobre la evasión fiscal del jugador podían suponer un delito de revelación de secretos, castigado con prisión, y por eso aceptó la ampliación de la denuncia que, una vez más, había presentado Senn Ferrero. Zamarriego citó entonces a declarar como investigados a Antonio Fernández Galiano, Pedro García Cuartango y tres redactores (Javier Sánchez, de la sección de Deportes, Paula Guisado, de la Unidad de Datos, y Quico Alsedo, de Investigación) en un proceso aún abierto.

24 de mayo de 2017

 
Hacienda elevó el caso a la Fiscalía y esa madrugada varios medios anunciaron un fraude de ocho millones, insistiendo en la supuesta discrepancia en la Agencia sobre si había delito. A las 12.55 del 25 de mayo, EL MUNDO matizó que el fraude es de casi 15 millones y que Hacienda sí veía «delito», como ratificó el fiscal.​