• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Observatorio de turismo

En pleno debate sobre el crecimiento acelerado del turismo, la masificación de algunos destinos y la convivencia con los vecinos en algunas ciudades como Barcelona, surgen nuevos retos como la colaboración público-privada, las estrategias de márketing y la falta de personal cualificado en el sector. Cinco directivos de Booking, Selenta, eDreams, Logitravel y Norwegian reunidos en un foro organizado por EXPANSIÓN y patrocinado por Selenta debatieron sobre los retos y oportunidades del sector turístico.

El vicepresidente de Selenta Group, Santiago Twose, recordó que España se ha situado como tercera potencia mundial, por detrás de Francia y Estados Unidos, "sin saber lo que busca el cliente". "En España lo hemos tenido demasiado fácil y en algunas partes aún no se ha entendido lo que busca el cliente; además, somos un país que no se caracteriza por ser amable". Actualmente, los hoteles están al 90% de ocupación, así que lo único que podemos hacer es subir precios, dijo.​



El director general de eDreams, Javier Bellido, reclamó que España debería invertir más en nuevas tecnologías. Además de la escasez de recursos destinados a esta materia, señaló como principales problemas del sector la masificación del turismo y el rechazo de parte de la ciudadanía hacia los visitantes: "no podemos permitir que nos convirtamos en enemigos del turismo", afirmó. También reclamó a la administración una mayor inversión en la renovación de los entornos de los hoteles en las zonas más turísticas.


El director de alianzas estratégicas para la región Emea de Booking, Toni Raurich, indicó que uno de los mayores problemas que tiene la compañía en España es la dificultad para reclutar personal. "Que en un país con una tasa de paro tan elevada no encontremos personas cualificadas en tecnología, es increíble", dijo, y abogó por una colaboración público-privada como solución al problema.


Desde Norwegian Air, su director de comunicación y relaciones institucionales en España, Alfons Claver, coincidió en que una de las mayores dificultades que tienen actualmente las empresas del sector en España es la reclutación de personal. Sin embargo, Claver se mostró todavía más preocupado por la "xenofobia turística" que se ha despertado entre parte de la sociedad, y más aún que en "ciertos ambientes se considere aceptable esta xenofobia".


Claver advirtió de que llegarán muchos más turistas: "España disfruta de muchos turistas prestados por los países de la orilla sur del Mediterráneo, y no parece que esta situación se vaya a solucionar pronto". Además, seguirán llegando cada vez más visitantes procedentes de los países asiáticos, indicó.


En este sentido, el consejero delegado de Logitravel, Tomeu Benassar, opinó que "se ha creado una bomba de relojería: se han construido grandes aeropuertos, se han implantado vuelos de bajo coste y ahora nos planteamos que cuando hay una fácil llegada a un destino, inevitablemente también se crea una saturación".


Santiago Twose reconoció que "el turismo debe ser un bien al alcance de todos y que continuará creciendo". Sin embargo, también opinó que "hay que poner cierto coto en algunas zonas" y que "si esperamos a que lo hagan las administraciones públicas, vamos apañados". "Deberíamos crear uniones empresariales para trabajar de forma conjunta", dijo.


A modo de solución ante la saturación turística de algunos destinos, Javier Bellido abogó por "regular la oferta mediante una legislación adecuada". El director general de eDreams puso como ejemplo, el caso de Benidorm, donde los hoteles no sólo crean puestos de trabajo sino que colaboran en el mantenimiento de las infraestructuras de la localidad. En Torrevieja, en cambio, donde en lugar de hoteles se construyeron apartamentos residenciales, "no se ha generado empleo y la zona se está degradando".


Los directivos reunidos en el foro se plantearon cómo debería regularse el sector. "El fallo ha sido nuestro", afirmó Santiago Twose, refiriéndose al sector privado. "Tenemos pocos foros donde se nos escuche y no nos sentamos lo suficiente con la Administración Pública". "Los empresarios nos tendríamos que unir al Ayuntamiento, como se ha hecho en Marbella, que en cuatro días le han dado la vuelta al destino".


El consejero delegado de Logitravel abogó por capear el problema de la sobreoferta subiendo los precios de algunos destinos: "ir a Mallorca o a Barcelona es muy barato; son marcas muy potentes a las que no les estamos sacando el suficiente partido".


Todos los asistentes al foro coincidieron en que hay que aprovechar las épocas de vacas gordas para invertir. "Ahora disfrutamos de un turismo prestado, algún día los países árabes se recuperarán", adivirtió. Una de las partidas más importantes en las que se debe invertir, a juicio de la mayoría, es en márketing. "El motor debería ser público-privado", dijo Twose. Alfons Claver aprovechó para recordar el caso de colaboración público-privado de Turismo de Barcelona, "que en su día fue pionero y muy bueno para la ciudad".


Toni Raurich aseguró que Booking es "un canal de márketing para los hoteleros" y se quejó de que los precios "tienen una dispersión enorme: no tenemos control sobre el precio", dijo.


En este sentido, el consejero delegado de Selenta indicó que los hoteleros luchan por tener una venta directa todavía mayor y no depender de los intermediarios. Y añadió: "la valoración final del cliente es muy distinta si ha venido por Booking que si ha reservado directamente en nuestra web porque no nos hemos podido preparar igual su estancia si no conocemos su perfil".