• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Urbano Cairo recibe el Premio Tiepolo

El presidente y consejero delegado de RCS MediaGroup recibió el lunes en Roma el Premio Tiepolo que otorga cada año la Cámara de Comercio Italiana para España.

​El presidente y consejero delegado de RCS MediaGroup, Urbano Cairo, recibió el lunes en Roma el Premio Tiepolo, que otorga cada año la Cámara de Comercio Italiana para España (CCIS) y la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE).

La ceremonia, en la que también se reconoció con el galardón al presidente de Mapfre, Antonio Huertas, contó con la presencia de altos representantes institucionales de España e Italia, que horas antes participaron en el XV Foro de Diálogo España-Italia donde debatieron sobre los desafíos y oportunidades a los que se enfrentan los dos países en Europa.

Durante su intervención, Cairo destacó que el grupo de comunicación que preside «aspira a contribuir al desarrollo de nuestros países y a seguir siendo un referente serio y estable para sus ciudadanos en este periodo histórico especialmente delicado». «España –añadió el consejero delegado de RCS MediaGroup, editor de EL MUNDO y Corriere della Sera, entre otros– es un país que está creciendo y que ha sabido transformarse y generar oportunidades». Una opinión que compartió el empresario Antonio Huertas. El presidente de Mapfre aseguró que Italia es un país estratégicamente muy importante para España y que las relaciones entre las sociedades española e italiana «deben seguir inspirándonos hacia la búsqueda de la excelencia».

La palabra que más veces se escuchó el lunes fue diálogo. Diálogo para favorecer las relaciones entre España e Italia, que faciliten una estrategia común frente al resto de Europa, y diálogo también entre las fuerzas políticas españolas para alcanzar una solución al conflicto en Cataluña.

El día después del referéndum ilegal, el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, invocó al «diálogo» y a la «política» para encontrar soluciones a la situación en Cataluña. «Europa sólo puede reconocerse en la Constitución, en las reglas fundamentales del Estado de Derecho de España, y animar al diálogo y a la búsqueda de soluciones políticas».

Por su parte el ministro de Interior de Italia, Angelino Alfano, abogó por abrir un proceso de diálogo político y defendió la existencia de una «identidad común», la europea y la mediterránea, que no son excluyentes. «Existe una nueva distinción entre quienes creen que Europa es la parte principal del problema y quienes creen que es la parte principal de la solución. Italia y España está en el segundo grupo», señaló.

A pesar de que el argumento principal de la jornada eran las relaciones económicas entre ambos países, la cuestión catalana monopolizó gran parte de debate, al margen de las intervenciones oficiales.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, defendió la unidad de España y aseguró que «la independencia de Cataluña no se producirá». «Lo que vimos ayer [por el domingo] fue una pantomima, un trámite hacia la declaración de independencia». Algo que no va a ocurrir, según De Guindos, por «legalidad» y por «racionalidad económica». «A Cataluña le va a ir mucho mejor dentro del proyecto de España», insistió.

El titular de Economía abrió las puertas a un diálogo con todas las fuerzas políticas «dentro del marco legal y constitucional». Un diálogo que ve complicado, sin embargo, el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis. «El presidente ya ha dado pasos en este sentido», señaló, «pero dos no dialogan si uno no quiere». «Hay que buscar interlocutores que crean en el Estado de Derecho, en una sociedad abierta, inclusiva y no divisiva».

Al margen de la actualidad política, España e Italia abogaron por unir fuerzas para alcanzar un liderazgo económico común en Europa. La UE está viviendo una oportunidad de crecimiento que hay que aprovechar para «relanzar la agenda de reformas económicas» e «invertir en competitividad», dijo el ex primer ministro italiano, Enrico Letta. Una oportunidad que los dos países tienen que liderar junto con Francia y Alemania.

Para el ministro de Economía italiano, Carlo Padoan, los objetivos de la UE hoy deben ser el crecimiento de la economía real y la integración institucional.

Padoan instó a continuar con las reformas estructurales, algo que tanto España como Italia «ya están haciendo», y a dar más dureza «a las instituciones europeas». El ministro transalpino admitió sentir «un poco de envidia» del crecimiento de España y recordó que ambos países están llevando a cabo reformas estructurales.