• 25 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

EXPANSIÓN aborda las renovables dominicanas

Durante el encuentro 'República Dominicana: oportunidades de inversión en energías renovables', organizado por EXPANSIÓN, se ha expuesto su potencial en los ámbitos de energía eólica y solar.

República Dominicana quiere dar los pasos necesarios para combatir el cambio climático y adaptar su matriz energética con el objetivo de aumentar progresivamente el peso de las energías limpias. Actualmente, la mayor parte de su gasto energético (algo más del 50%) proviene de los combustibles fósiles, mientras que apenas un 9% llega de las renovables (algo más del 7% se produce gracias a las centrales hidroeléctricas y casi el 2% proviene de las infraestructuras eólicas).

“La legislación dominicana establece el objetivo de que el 25% de la electricidad se genere en fuentes renovables”, explicó Ángel Canó, director Ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía de la República Dominicana, durante el encuentro número 200 de Iberoamérica Empresarial, organizado por EXPANSIÓN, con el patrocinio de Ontier y Bas Projects Corporation y la colaboración de la Embajada de la República Dominicana, de la CNE y de IE Business School.

“Hay que tomar medidas para luchar contra el cambio climático; las energías limpias no son una moda, sino una tendencia que marca la ruta que hay que seguir a nivel global”, comentó Canó. República Dominicana no produce petróleo, por lo que tiene que comprar todo el que consume: “Dependemos del mercado internacional y el petróleo está en manos de países que se encuentran en situaciones vulnerables”, se lamentó el ejecutivo de la CNE.

Canó subrayó la estabilidad económica y política del país de cara a la inversión extranjera; recordó que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha previsto que su economía avanzará un 5,5% este año e insistió también en que la administración está reforzando las infraestructuras energéticas para hacer frente a los huracanes.

República Dominicana tiene una potencia instalada de 3.841 Megavatios (MW), mientras que el pico máximo que ha alcanzado la demanda ha sido de 2.280 MW. No obstante, la demanda está creciendo; el año pasado aumentó un 1,40% respecto de 2017 y las previsiones aumentan a que esa tendencia seguirá vigente en los próximos años. Por ello, el gobierno dominicano se ha propuesto sacar el máximo partido a su potencial solar y eólico. El solar podría llegar a producir 50.000 MW mientras que el eólico llegaría a alcanzar los 30.000MW si llegara a su máximo rendimiento.

Incentivos

La Administración dominicana ha aprobado una serie de incentivos para atraer inversión extranjera a este sector; en total se ha aprobado una partida de 182 millones de dólares con exenciones fiscales de hasta el 100% a la importación de maquinaria y equipos destinados a la producción de energías limpias.

Los inversores extranjeros cuentan también con todo el apoyo de la clase política: “Creemos que la iniciativa privada es motor de cambio y progreso y si el Estado tiene que participar en alguna actividad lo hace bajo las mismas reglas que el sector privado”, apuntó Olivo Rodríguez Huertas, embajador de la República Dominicana.

El encuentro –moderado por Eloy Márquez, director del Área de Energía en Ontier, y en el que participó también Julio de Castro, director de Programas de Doctorado de IE Business School–, contó también con las aportaciones de Miguel Ángel Ladero, director Adjunto de Operaciones de Cofides, que recordó que los inversores que quieran poner en marcha algún negocio relacionado con el sector de las renovables pueden solicitar financiación a través del Fondo Verde de Cofides y que pueden acceder, también, a las ayudas destinadas al apoyo de la internacionalización de las empresas españolas.