• 25 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Amenábar: "Yo siempre apuesto por la convivencia"

El director de cine inauguró junto al periodista Antonio Lucas el ciclo de foros que EL MUNDO realiza como homenaje a la lengua española con motivo de su 30 aniversario.

Alejandro Amenábar inauguró este lunes el ciclo de conferencias El mundo es nuestro idioma, un homenaje que EL MUNDO, con motivo de su 30 aniversario, rinde a la lengua española y que se convirtió en un diálogo sobre convivencia entre el director de cine y el periodista Antonio Lucas, responsable de La Esfera de Papel, el suplemento de cultura dominical del diario.

 

Bajo el título El cine, ventana al presente, el acto -abierto al público- contó con la presencia del presidente de Unidad Editorial, Antonio Fernández-Galiano, y del director del rotativo, Francisco Rosell, quien destacó precisamente durante su intervención que EL MUNDO es un periódico pensado para el debate, para el intercambio de pareceres y para el encuentro.

 

Gran parte de la conversación se centró en analizar paralelismos y buscar causalidades entre el último film del director, Mientras dure la guerra –que ya han visto 1.700.000 espectadores- y la situación de la España actual. Para Amenábar, la película es "un espejo en el que debemos volver a mirarnos", que nos enfrenta "a nuestros símbolos". "Siempre tuvimos claro que Unamuno era nuestra ancla. Mientras dure la guerra empieza siendo una película sobre la anécdota, para ser luego un relato a vueltas con el principio de la guerra y con España", explicó.

 

El director quiso referirse durante el acto –patrocinado por BBVA, Telefónica, Santander y Huawei- al momento actual que vive España y asemejó la situación del país con la de una comunidad de vecinos, antes de terminar aclarando: "Yo siempre apuesto por la convivencia y por la unidad".

 

Precisamente, la reflexión del escritor y filósofo Miguel de Unamuno en la película centró el análisis del director. "Por eso es tan increíble y valiente ese giro final que da sentido a su vida como político, pensador y ser humano. Hablar como lo hizo en el momento más inoportuno es lo que justifica toda su carrera", detalló Amenábar, refiriéndose al célebre discurso en el centro del paraninfo de la Universidad de Salamanca.

 

"Cuando le acusaban de cambiar, él respondía que los que cambiaban eran los demás. Hay algo de inmutable en Unamuno, que es lo que le hacía cambiar precisamente. Y eso que no se mueve es la razón, la humanidad", aseveró. "Por mi parte, sólo confesar que me gusta la contradicción. Conecto con la gente que comete errores y los reconoce", se sinceró.

 

"Unamuno era vehemente, sin duda, y esos vuelcos intelectuales de los que hacía gala son los que ahora le aportan la grandeza. Ahora echo en falta precisamente eso", indicó, justo en un momento en que están "tan mal vistos el humor y la disensión".

 

Alejandro Amenábar, cuya familia emigró de Chile a España por culpa de la dictadura de Pinochet, recordó ante el público que el guion de Mientras dure la guerra está escrito por dos inmigrantes: él mismo y Alejandro Hernández. "La idea fue siempre confrontar al público, a los españoles vinieran de donde vinieran, con nuestros símbolos nacionales para preguntarnos quiénes somos y adónde vamos".

 

"Una de las certezas más evidentes de la película es la sensación de orfandad que produce cuando se contempla de dónde vienen esos símbolos. Son símbolos creados por Franco. Parte de lo que se organizó en la Transición venía, en realidad, de atrás, de la dictadura. Y de ahí esa extraña sensación. Es un poco como descubrir que Darth Vader es tu padre", ironizó.

 

Amenábar confesó que su interés por la figura de Unamuno estuvo basado en el desconocimiento. "Toda mi generación, pese a haber nacido en democracia, pasó de puntillas por la Guerra Civil. Estaba en el temario, sí, pero o no se llegaba o se llegaba tarde. No soy un experto, pero tengo la sensación de que en la Transición hubo un intento de pasar página rápidamente y eso es lo que hemos heredado. Pero a veces hay que mirar atrás. Es inevitable mirar atrás para no repetir los errores".