• 25 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

EXPANSIÓN debate sobre el sistema de pensiones

Los expertos señalan, en el evento 'Retos y perspectivas de la inminente campaña de pensiones y seguros de vida ahorro' organizado por EXPANSIÓN, la insostenibilidad del sistema público de pensiones.

​La campaña de planes de pensiones y planes de previsión asegurados (PPA) llega este año en un momento de alta volatilidad en los mercados, con tipos bajos de interés e incertidumbre para los ahorradores. Así lo señalaron los representantes del sector que se dieron cita en el observatorio sobre Retos y perspectivas de la inminente campaña de pensiones y seguros de vida ahorro, que organizó EXPANSIÓN con el patrocinio de Foro Ecofin.

Tras un 2018 nefasto y a pesar de que en verano volvieron a producirse caídas en los mercados, los expertos subrayaron el buen comienzo de 2019 y se mostraron optimistas en cuanto al balance del año. “Está siendo un año espectacular en todos los frentes: la rentabilidad anima a los ahorradores a confiar cada vez más en productos de renta variable, asumiendo más riesgo a largo plazo”, manifestó Eva Valero, directora del negocio de pensiones y ahorro para la jubilación de Caser.

Estacionalidad

Los participantes en el encuentro reconocieron que los planes de pensiones siguen contando con un marcado carácter estacional, pero coincidieron en que esto debe cambiar. “Es un problema que el 50% de las aportaciones se haga en los dos últimos meses del año y no veamos una conciencia de ahorro sistemático que vaya más allá del beneficio concreto de una promoción o de la fiscalidad”, lamentó Ricardo González, director general de Mutuactivos Inversiones AV.

En la misma línea, Jaime Sobrino, director comercial de Mapfre Inversión, afirmó que “debemos dar un paso más y romper la estacionalidad propia que tiene el propio negocio de los fondos de pensiones”. Además, concordó en que “2019 está siendo magnífico” tanto en el crecimiento de las aportaciones de los partícipes como en el mercado. Asimismo, la situación política es uno de los principales factores que inciden en el marco de las pensiones, con la conformación de gobierno aún pendiente. En particular, la presencia de Podemos en La Moncloa amenaza con acabar con los incentivos fiscales al ahorro privado. Sobrino señaló que “es posible que la incertidumbre fiscal haga que los partícipes incrementen sus aportaciones ahora a expensas de lo que pueda ocurrir el próximo año”.

Influencia política

En este sentido, Eva Valero también expresó que el resultado de las elecciones podría tener “efectos positivos” a corto plazo, ya que mucha gente optaría por seguir aportando en máximos este año para aprovechar la situación. En cualquier caso, “el entorno político no debe interferir en el objetivo de los españoles de ahorrar a largo plazo”, enfatizó Rafael Sierra, director de SegurosNews.com.

Por su parte, Ricardo González denunció el uso electoralista de las pensiones. Así, reclamó que debe esclarecerse si habrá una reforma del sistema público de pensiones y comentó que “el ahorro privado es completamente necesario e imprescindible al menos para las últimas generaciones, que no podrán acceder a pensiones como las actuales”. El director general de Mutuactivos hizo hincapié en que “las medidas fiscales son las más directas y las que obtienen más éxito y mayor impacto a la hora de estimular el ahorro privado".

Del mismo modo, reflejó su escepticismo en torno a la acción política, basado en que “las medidas que han tomado los gobiernos en los últimos años no han ido dirigidas a mejorar la situación actual”. Pese a que la concienciación social sobre el ahorro ha aumentado, no ha terminado de plasmarse en la práctica. “El ahorro de las familias ha crecido mucho en los últimos seis años, pero se ha destinado sobre todo a desamortizar préstamos, así que tenemos un ahorro neto superior pero hemos dedicado nuestro ahorro a eliminar deudas”, añadió González.

Rentabilidad

En los últimos años, el entorno de tipos bajos de interés y el panorama económico global han provocado que las entidades hayan centrado sus esfuerzos en orientar a sus clientes hacia productos que asumen más riesgo para poder obtener rentabilidad. “Las aportaciones que más crecen porcentualmente son las categorías mixtas de renta variable y eso deja claro que los ahorradores están buscando alternativas”, precisó Jaime Sobrino.

Pese a que el perfil suele ser conservador por definición, Valero coincidió en que “nuestros incrementos en aportaciones netas vienen por la parte de renta variable y renta variable mixta”. Al fin y al cabo, los clientes han tenido que elegir entre una rentabilidad negativa o asumir riesgo. Por ello, la directora del negocio de pensiones y ahorro para la jubilación de Caser subrayó que la entidad centra sus esfuerzos sobre todo en los productos de renta variable mixta.

Además de eso, "es clave que seamos capaces de modular cuál es el horizonte temporal pero no sólo eso, si no también los objetivos y perfiles de riesgo que tiene cada cliente al invertir en ahorro finalista”, dijo Ricardo González. “Nuestra apuesta para la situación actual de los mercados son los mixtos flexibles pero con control de riesgo”, agregó.

A partir de 2025, los planes de pensiones podrán recuperarse una vez transcurridos diez años desde su contratación. No obstante, las entidades confían en que esta medida tendrá un impacto reducido. “Estimamos que sí se producirán salidas, pero intentamos transmitir ya a los clientes que este tipo de productos va más allá de un ahorro a corto plazo: si estás comprometido con tu ahorro para la jubilación, no tiene sentido que lo saques a los 10 años”, explicó Eva Valero.

Factor generacional

En paralelo con la necesidad de implantar una cultura del ahorro, “asistimos a un cambio generacional importante”, comentó Salvador Molina, presidente de Foro Ecofin. De este modo, indicó que “las generaciones más jóvenes –los Millennials y Centennials– tienen unos hábitos culturales y de consumo muy distintos: no creen en los lazos ni en las relaciones de permanencia, por eso parece difícil que decidan casarse con una entidad de ahorro de por vida”.

Ante esta situación, las gestoras han comenzado a desarrollar productos específicos para conquistar a los clientes más jóvenes. Mientras que Mapfre Inversión cuenta con una app que facilita el ahorro por redondeo, Caser acaba de lanzar una solución que además facilita el cashback, es decir, permite que el usuario reciba de vuelta parte del dinero que gasta en su consumo cotidiano. Por último, Eva Valero señaló que “los estudios muestran que los jóvenes sí ahorran porque han crecido en medio de una gran incertidumbre en el mercado laboral y con el mantra de que las jubilaciones cada vez serán más bajas”.