• 25 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Retos para la recuperación del sector inmobiliario

Los expertos estiman que la crisis será coyuntural para su actividad, como se señaló durante el encuentro digital 'El sector inmobiliario después de la pandemia', organizado por EXPANSIÓN.

​Mientras las previsiones son unánimes en torno a una fuerte caída de la economía española en 2020, el mercado inmobiliario atraviesa una situación excepcional. Entre marzo y mayo, el sector experimentó una paralización casi absoluta y ahora avanza en su particular reactivación. Sus cimientos son hoy más sólidos que en la última década, de manera que su capacidad de generar empleo e ingresos podría liderar la recuperación española, como se señaló durante el encuentro digital El sector inmobiliario después de la pandemia, que organizó EXPANSIÓN con el patrocinio de Acciona.
A diferencia de lo vivido en 2008, “se trata de una crisis más coyuntural que estructural, que ha llegado en un momento en que el sector está más profesionalizado, unido y saneado”, afirmó Andrés Pan de Soraluce, director general de la división inmobiliaria de Acciona. Asimismo, puntualizó que “las cifras publicadas no son representativas de la realidad porque tienen un efecto vinculado a la incapacidad administrativa a la hora de cerrar ventas o acceder a notarías”. No obstante, incidió en que “necesitamos más que nunca el apoyo institucional y la colaboración público-privada” para superar esta situación.
 
SEGMENTOS
 
Aunque matizó que aún es pronto para extraer conclusiones, el impacto de la pandemia sobre el sector varía en función de las distintas zonas y segmentos. Por ejemplo, Pan de Soraluce destacó que “es un sector residencial estable, el alquiler se revalorizará aún más y el modelo de utilización de las oficinas va a cambiar”. Además, el responsable de Acciona agregó que el sector logístico se sigue reforzando, la gestión de residencias se profesionalizará –tanto de estudiantes como de la tercera edad– y el retail y la hostelería sufrirán “un parón a corto plazo”.
Dado que el inmobiliario puede ser uno de los sectores que lideren la recuperación en España, el Gobierno avanza en diferentes líneas para impulsar la reactivación. Así lo indicó David Lucas Parrón, secretario general de Agenda Urbana y Vivienda, que se refirió a cuatro ámbitos principales de actuación: “Trabajamos para reforzar la colaboración público-privada, garantizar estabilidad y seguridad jurídica para que el sector privado pueda realizar su actividad, la promoción de viviendas en alquiler y el impulso de la rehabilitación y la renovación urbana”.
Una de las nuevas iniciativas que el Gobierno ya ha puesto en marcha tiene que ver con la construcción de viviendas de alquiler social. Para ello, ha abordado “la eliminación del canon que se tendría que pagar por el derecho de superficie, porque entendemos que la limitación en el precio del alquiler ya es un canon que sufraga la iniciativa privada”, como explicó David Lucas Parrón. El secretario general de Agenda Urbana y Vivienda aseveró que este mecanismo se aplicará por primera vez en Valencia, en un proyecto que podría dar inicio en septiembre.
Por su parte, Carolina Roca, vicepresidenta de Asprima (Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid), aseguró que el sector reúne varios factores para convertirse en la piedra angular de la recuperación económica española. “La promoción-construcción es intensiva en la generación de empleo y es un paraguas para pymes y autónomos, llevamos diez años con una producción mínima de vivienda y venimos sufriendo una grave crisis de acceso por parte de los jóvenes y las rentas medias”, afirmó Roca.Ante estas circunstancias, la vicepresidenta de Asprima subrayó que “no requerimos ayudas económicas pero sí pedimos la colaboración de la administración en estos cambios estructurales, porque muchos costes inherentes a la construcción de vivienda derivan de la rigidez administrativa”. Asimismo, reclamó la activación de iniciativas útiles para el sector como el mecanismo Help to Buy para ayudar a la compra de nuevas viviendas.
Aspectos como la seguridad jurídica y la estabilidad son los principales condicionantes para la llegada de inversores institucionales e internacionales. “Uno de los puntos más preocupantes es la seguridad jurídica, porque en España ha habido vaivenes en los últimos años que no ayudan a que los inversores internacionales perciban fiabilidad en las operaciones destinadas al alquiler”, apuntó Samuel Población, director nacional de residencial y suelo de CBRE España.
Además, Población incidió en que “los efectos del Covid-19 serán asimétricos: sobre todo se verán reducidas las ventas en la vivienda de segunda mano frente a las promociones de obra nueva, cuya garantía de ejecución es del 100%”. El representante de CBRE agregó que el impacto también será mayor sobre las zonas de segunda residencia –muy influidas por los compradores internacionales– que en las primeras viviendas, en especial en los principales mercados nacionales como Madrid y Barcelona.
 
ESTÍMULO A LA DEMANDA
 
Por otra parte, “la situación previa al Covid-19 ya mostraba síntomas de ralentización o de cierto agotamiento en la parte de la demanda”, expuso Pedro Soria, director comercial de Tinsa. La evolución de la crisis sanitaria a económica “probablemente desencadenará en el mundo inmobiliario una contracción de la demanda, por lo que habría que poner el foco en dinamizar esa demanda que quedará muy debilitada”.
Soria coincidió en que el ajuste que se producirá en el sector será "totalmente asimétrico" según las diferentes geografías y segmentos. "Estimamos que habrá ajustes en la vivienda, pero moderados, en el entorno del 5% y el 10%, muy débiles en la parte de obra nueva y más en segunda mano, y sobre todo en la inversión extranjera", concluyó el director comercial de Tinsa.​