• 25 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

La biónica, a debate en EXPANSIÓN

El diario económico de Unidad Editorial organiza un encuentro donde se analizó cómo la tecnología, los datos y las soluciones digitales liberan el auténtico potencial de las compañías para ser más ágiles.

2020 deja una serie de avances en la transformación digital de las compañías que, en circunstancias normales, habrían tardado varios años en llegar. Se aproxima la era de la denominada empresa biónica, que aspira a incrementar las capacidades de las personas que trabajan en ellas gracias a las soluciones digitales y tecnologías como la analítica avanzada.

Esta combinación hará posible que las compañías obtengan mejores resultados económicos y se encuentren más preparadas para dar respuesta a los retos de sostenibilidad e impacto social a los que se enfrentan en el actual escenario. Así se puso de manifiesto en el encuentro digital La empresa biónica, que organizó EXPANSIÓN en colaboración con Boston Consulting Group (BCG), como parte del ciclo Ideas para una nueva realidad.

Claves del cambio
¿En qué consiste exactamente esa empresa biónica que ya es una realidad? “La esencia de la compañía biónica es aumentar la inteligencia humana con capacidades digitales para conseguir empresas más adaptables”, explicó Llorenç Mitjavila, socio responsable de BCG Gamma, la división de inteligencia artificial de Boston Consulting Group. De esta manera, la tecnología, los datos y las soluciones digitales pueden liberar el potencial de las organizaciones, consiguiendo que sean más ágiles y tomen mejores decisiones en un entorno incierto.

Mitjavila hizo hincapié en que “la empresa biónica es una compañía que, a partir de un sentido del propósito y una estrategia bien definida, es capaz de priorizar una serie de objetivos de negocio ligados a la digitalización”. Para cumplir estas metas, el responsable de BCG subrayó que existen dos grandes elementos habilitadores que deben ser parte estructural del proceso de transformación: la plataforma tecnológica y las personas.

En la empresa biónica, “el paradigma tecnológico cambia por completo: dispondremos de una cantidad tremenda de datos sobre los que podremos aplicar inteligencia artificial para resolver necesidades de negocio en tiempo real”, apuntó Félix Bejarano, socio responsable de BCG Digital y Tecnología en España y Portugal. Para ello, la arquitectura incorpora una nueva capa de datos desacoplados de los sistemas transaccionales, que en BCG bautizan como una nueva plataforma digital y de datos, y que supone una arquitectura modular que hará posible el trabajo de equipos ágiles en paralelo a lo largo de la compañía.

De esta forma, Bejarano explicó que ya no existen proyectos de tres a cinco años basados en grandes inversiones “de caja negra”, cuyo éxito no se conoce hasta la finalización. Al contrario, “debemos ajustar nuestra arquitectura y construir esa nueva plataforma digital y de datos poco a poco, partiendo de pilotos con valor para el negocio y escalando de forma incremental a toda la organización”, aseguró el socio de BCG.

En la misma línea, “este espíritu biónico pasa por combinar unos recursos humanos que ya tenemos con nuevas capacidades tecnológicas, que son más accesibles y menos costosas que nunca y nos permiten alcanzar nuevos resultados”, declaró Pedro Esquivias, director general de Clientes de Tendam, el grupo dueño de marcas como Cortefiel, Pedro del Hierro, Springfield y Women’Secret. La tecnología actual permite que las firmas de retail capturen muchos datos de sus clientes, que la inteligencia artificial utiliza para identificar oportunidades y necesidades. Sin embargo, Esquivias matizó que “aún existe un gran desafío: cómo accionar estos datos en el momento óptimo”.

Desde la perspectiva de una empresa naval, la transformación ha supuesto evolucionar desde una organización estructurada por áreas de especialistas hacia un modelo integrado. “Es necesario cambiar las metodologías de trabajo buscando ciclos más cortos, dar más capacidad al ingeniero para que entienda bien su rol y agilizar la toma de decisiones”, explicó Donato Martínez Pérez de Rojas, director de Tecnologías y Transformación Digital de Navantia. Asimismo, destacó la importancia de la ciberseguridad: “La transformación digital también trae nuevos problemas a las compañías; hay que proteger con mucho cuidado la seguridad de los datos de nuestros clientes y colaboradores”.

Por último, Enrique Fernández Puertas, director de Programa y Productos Digitales de Repsol, señaló que “tenemos una enorme ambición en materia de sostenibilidad y transición energética, aunque nuestra cadena de valor es muy larga e integrada, por lo que el tipo de soluciones tiene matices según se trate de entornos industriales o comerciales”. Sobre este reto de eficiencia energética, el responsable de Repsol manifestó que “cuanto mejor conoces tu planta y tu instalación para hacer más eficientes los procesos, mayor será el ahorro energético y la reducción de emisiones”.