• 25 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Cómo reducir la brecha digital en la España rural

En el encuentro 'Iniciativas 5G para un sector rural competitivo e innovador', de EXPANSIÓN, se abordó la ayuda del 5G para hacer de la Epaña vaciada un lugar para vivir y trabajar.

​Alrededor del 84% del territorio español se considera medio rural, según los últimos datos del Ministerio de Agricultura. Aunque comprende la práctica totalidad de los recursos naturales y buena parte del patrimonio cultural, apenas cuenta con el 16% de la población nacional y sigue teniendo enormes desequilibrios económicos y sociales respecto a las zonas urbanas. Uno de estos déficit es la falta de conectividad, que supone un obstáculo casi insalvable para el desarrollo de proyectos e incluso para la permanencia de la población.
Aunque la tecnología 5G pone el foco en la industria, también se están desarrollando iniciativas dirigidas al entorno rural. Su objetivo no sólo es ofrecer cobertura en la España vaciada, sino generar soluciones a través de la tecnología para que sus habitantes también puedan disfrutar de los beneficios de la digitalización y la innovación. Se trata de una condición indispensable para que la agricultura y la ganadería sean más competitivas, de manera que pueda avanzarse hacia una economía de proximidad sostenible y conectada con el entorno, que convierta al medio rural en un lugar para vivir y trabajar. Así se señaló en el encuentro digital 'Iniciativas 5G para un sector rural competitivo e innovador', organizado por EXPANSIÓN en colaboración con Cellnex Telecom.
Actividad esencial
La crisis sanitaria del último año ha puesto de relieve el papel esencial del sector agroalimentario en la economía española. Por ello, "es necesario desplegar la conectividad para el desarrollo desde el punto de vista industrial y económico y para mejorar las condiciones de vida y el acceso a servicios públicos de la población", afirmó Judit Flórez, directora general de servicios jurídicos y coordinación territorial de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). Flórez subrayó que "por primera vez parece que existe una planificación estratégica global con un compromiso claro de todos los agentes implicados", desde la administración hasta las operadoras.
En este sentido, la quinta generación de comunicaciones móviles tiene la capacidad de resolver problemas en este entorno. "El 5G se adapta muy bien a diferentes casuísticas que se pueden encontrar en el medio rural y permite la transmisión de datos a alta velocidad, por ejemplo con drones y sensores", aseveró Manuel Cañete, product strategy manager de Cellnex Telecom. Desde el punto de vista del operador de infraestructuras de telecomunicaciones, "el gran reto son las propias infraestructuras, que representan una parte significativa de la inversión necesaria, pero las nuevas tecnologías permiten que los equipamientos se puedan compartir repartiendo los costes entre distintos operadores".
Casos de uso
En el caso de Cellnex, ya ha realizado pruebas de concepto en situaciones reales para ofrecer soluciones a problemas específicos. "Uno de los pilotos que tenemos en marcha consiste en la recolección automática de fruta utilizando tecnologías relacionadas con el 5G, con un sistema de cámaras y la aplicación de inteligencia artificial", explicó el responsable de la compañía. ¿Cuáles son los factores que conducen al éxito de estos proyectos? Cañete destacó que "la clave es procesar la información localmente, de modo que no se produzcan retardos, y contar con la información que aportan los propios agricultores".
Desde la perspectiva de una compañía que se dedica al sector primario en el medio rural, "nosotros gestionamos explotaciones agrícolas y eso implica que se trata de un entorno vivo, cuyas características varían en función de aspectos como la climatología: esto requiere un análisis constante de sus necesidades", apuntó Hernando de Orellana, gerente de la finca La Jarilla, en Badajoz. Más allá de la tecnología, los agricultores buscan soluciones para que recorrer a pie las parcelas no sea la única manera de comprobar su estado. "Para la gestión en tiempo real sería enriquecedor tener un sistema que, a partir de la información, nos ayude a determinar cómo están los cultivos".
Herramientas
En la misma línea, "el campo está formado por seres vivos que no podemos controlar desde un despacho, pero la tecnología ayudará a que el trabajo de nuestros técnicos sea más eficiente", coincidió Carlos Campillo, investigador de Cicytex (Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura). Entre las aplicaciones de la tecnología, Campillo se refirió a los sensores. Así, indicó que "utilizamos mapas en tiempo real para movernos por las parcelas e identificar con imágenes de satélite qué sucede en cada parte. Si no existe una conectividad adecuada en la zona, esto no es posible". 
Asimismo, "disponer de sensores para controlar aspectos como la climatología y registrar todos los datos nos permite aprender mucho y mejorar la toma de decisiones al instante", comentó Ana Carazo, enóloga y directora de Bodega de la Loba. Estas herramientas hacen posible la prevención de escenarios adversos, como es el caso de las heladas, para implementar soluciones en el momento oportuno. Aunque recalcó que se trata de una "gran evolución en todos los sentidos", Ana Carazo advirtió de que "la prioridad debe ser solucionar los problemas de conectividad porque sin esto, lo demás no será posible".​