• 25 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

“La monarquía está de moda”

Marina Pina, la responsable de la información de Casa Real en EL MUNDO, ha escrito ‘Pilar y Margarita. Las hermanas del rey Juan Carlos’, un libro editado por La Esfera.

Por Darío Prieto

Pregunta.– ¿En qué se parecen y en qué se diferencian Pilar y Margarita de Felipe VI?

Respuesta.– Parto de la opinión de que poco se puede comparar el carácter del Rey con el de sus tías, por experiencias vividas, formación y el futuro tan distinto que les deparaban: ellas como Infantas sin un porvenir claro y él con un reinado asegurado, aunque precipitado en el tiempo. Dicho esto, creo que Felipe VI es más Grecia que Borbón, así que no se parecen mucho. El Rey es más alemán en sus pensamientos y en su forma de entender la vida, creo que no ha heredado esa capacidad de disfrutar que sí tiene otra parte de la familia.

P.– ¿Podría explicar un poco este elemento disfrutón de las infantas?

R.– Una vez superada una infancia y juventud de separaciones familiares, cambios de países y dramas como la muerte de Alfonsito, aprenden a gozar con los placeres más mundanos. Las Infantas han tenido muy buen paladar, organizaban, sobre todo doña Pilar, reuniones con amigas y familia que se alargaban hasta tarde con una buena conversación, también sabían distinguir un buen vino a la vez que disfrutar en una tasca... todo sin imposturas.

P.– ¿Qué ha descubierto en su investigación?

R.– Primero, el sacrificio y la lealtad incondicional de dos mujeres que sirvieron a la Corona porque así las educaron. Segundo, lo modernas que han sido ambas, algo que puede contrastar con la educación de la realeza.

P.– ¿Cómo es la información de Casa Real?

R.– Cada paso que da la Familia Real tiene un motivo detrás, siempre buscar que prospere España. Por eso hay que analizar sus movimientos en conjunto, no los actos públicos diarios. He entendido su trabajo a raíz de cubrirlo y creo que una parte de los españoles tienen una imagen de la Institución alejada de la realidad de su trabajo. Piensan que viven en palacios y no hacen nada y es lo contrario: Zarzuela no es Versalles ni el Palacio Real y ellos dedican su vida a España.

P.– ¿Describiría con una pincelada a Felipe VI?

R.– «El Rey más preparado» [risas]. Era una broma, Felipe VI es un hombre que vive para España.

P.– ¿Y a Don Juan Carlos?

R.– Como todas las personas, alguien víctima de su pasado.

P.– ¿Reinará Leonor?

R.– Por el bien de España, espero que reine. Y la están preparando para ello.

P.– ¿Se recuperará la institución monárquica del escándalo de Don Juan Carlos? ¿Regresará a España?

R.– Desde luego, Felipe VI y sus asesores hacen todo lo posible por distinguirse de Don Juan Carlos. Si se han olvidado los EREs de Andalucía y la corrupción de los Pujol, sumado a que el Rey Padre de momento no tiene ninguna causa, creo que lo superarán. En cuanto a su vuelta, es complicado de adivinar, pero sería un escándalo que muriera fuera y creo que lastraría a Don Felipe.

P.– ¿Qué pasa con los Borbones?

R.– Que España sólo se da cuenta de que los quiere cuando los expulsa. Pasó con Alfonso XIII y creo que sucederá, o que ya pasa, con Don Juan Carlos.

P.– ¿Qué le parecen los ataques a la monarquía española por miembros del Gobierno?

R.– Una vergüenza y algo inaudito en el resto de monarquías parlamentarias europeas. Si los cargos del Gobierno juran o prometen la constitución y luego atacan a la principal Institución del país, algo no va bien. Pero los españoles estamos anestesiados.

P.–  ¿Ha provocado esto un repunte monárquico?

R.– Seguro que sí. Lo conservador es ahora lo revolucionario e ir a favor de la monarquía parece estar de moda. Ruiz Quintano le dijo a Emilia Landaluce en una entrevista que en una monarquía puedes decir que eres republicano, pero no al revés. Yo creo que la monarquía es sinónimo de libertad.​