• 25 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Pedro Simón recibe un premio Rey de España

El periodista de EL MUNDO fue uno de los galardonados en la entrega de los Premios Internacionales de Periodismo en el que el monarca destaca que los medios mostraron en la pandemia que su ‘‘naturaleza’’ es estar ‘‘al servicio de los ciudadanos’’.

​La pandemia ha demostrado nuevamente que la naturaleza de los medios de nace para el servicio al ciudadano». El Rey Felipe VI destacó la importancia del sector ayer en la entrega de los XXXVIII Premios Internacionales de Periodismo Rey de España, en los que Pedro Simón, periodista de EL MUNDO, fue uno de los premiados por su reportaje Hugo, historia de un corazón, que, según el jurado, «vislumbra a la perfección la importancia de la vida».

En su intervención, el Rey afirmó que «los periodistas son más necesarios que nunca» ante «los muchos desafíos» ya que «cada vez es más difícil la labor de verificación por parte de los propios medios» antes de entregar los galardones en la gala celebrada en la Casa de América. Al margen de Simón, las distinciones fueron a los colombianos Jhon TorresCarlos Velásquez, Juan CardozoCamila Sarmiento Méndez y Julio Sánchez Cristo; la chilena Tania Soledad Opazo; los cubanos Náyare Menoyo y Carlos Álvarez; la portuguesa Catarina Canelas; la mexicana Inger Díaz, y la publicación guatemalteca El periódico de Guatemala.

El Rey aseguró que estas son «unas distinciones que asumen la promoción del mejor periodismo en las dos grandes lenguas internacionales ibéricas, el español y el portugués» y afirmó que los diez premiados representan la excelencia porque «engrandecen nuestra identidad común y nos llenan de humanidad».

El Monarca también quiso hacer referencia a la situación actual del oficio destacando que «la reputación periodística depende de la calidad de la información» porque «estos son tiempos en los que la inmediatez puede condicionar el propio rigor periodístico». Por eso, Felipe VI reivindicó que el modelo de pago por suscripción que la prensa ha adoptado aumenta «la información de utilidad, entendida como servicio público» y «contribuye a formar de un modo responsable el criterio de las personas».

En la gala estuvieron también la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo; la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz; las presidentas del Senado y el Congreso, Pilar Llop y Meritxell Batet; el director de EL MUNDO, Francisco Rosell; el director de la Escuela de Unidad Editorial, Rafael Moyano; el presidente de RTVE, José Manuel Pérez Tornero, y la presidenta de la Agencia EFE, que convoca estos premios junto al Ministerio de Exteriores, Gabriela Cañas.

La vicepresidenta primera destacó «la calidad» y «el pundonor» en «estos tiempos complejos donde «no conviene que los cimientos de las sociedades democráticas no se convulsionen». Para ello, según Calvo, son «imprescindibles» el periodismo y la información veraz y «frenar las noticias falsas».

En conversación con este diario, Pedro Simón, citando al poeta Jesús Montiel, apuntó que su intención con el texto premiado era «contar el milagro de la Sanidad pública» que permite «el trasplante de corazón de un niño de un año, cuyos padres ven morir a tres niños en la espera». «Todo el mundo debiera ver alguna vez en su vida la cara de una madre cuando escucha: ‘Tenemos un corazón para tu hijo’».

«Creo en el periodismo que tiende puentes y en el que quita etiquetas, en el que se hace a fuego lento y en los periodistas que van a los problemas con un bidón de agua y no de gasolina», agregó antes de resaltar que «el Rey de España es uno de los premios más importantes de periodismo» y que la elección de su trabajo «es un estímulo para seguir currando». «En cualquier caso, como decía Kipling, éxito y fracaso son palabras muy muy relativas».​